×
hace 4 meses
Víctor Fuentes

Rechaza SCJN veto estatal a transgénicos

Agencia Reforma

SCJN estableció que Estados no tienen facultad de prohibir cultivos transgénicos, pues sólo Federación puede decretar zonas libres de estos.

Imprimir
La Suprema Corte de Justicia estableció hoy que los gobiernos estatales no tienen facultades para prohibir los cultivos con Organismos Genéticamente Modificados (OGM), pues únicamente la Federación puede decretar zonas libres de transgénicos.

Por nueve votos contra dos, el Pleno de la Corte invalidó un decreto emitido en 2016 por el entonces Gobernador de Yucatán, Rolando Zapata Bello, que prohibió por completo los cultivos transgénicos en esa entidad.

La Corte aclaró que el tema está regido por la Ley Federal de Bioseguridad de OGM vigente desde 2005, que reserva a la Secretaría de Agricultura la creación de zonas libres.

"Es la Federación quien cuenta con la facultad de establecer las zonas libres de OGM, por lo que se puede concluir que éste ejerce atribuciones exclusivas al respecto, y de existir coordinación con los gobiernos de los estados ésta se limita a la celebración de acuerdos o convenios", explicó el Ministro Fernando Franco.

El Presidente Arturo Zaldívar enfatizó que, más allá de los riesgos que puedan acarrear los OGM, no hay atribuciones estatales para prohibirlos.

"Sería deseable que se exhortara a la Federación a que responda las innumerables solicitudes que le ha hecho el Estado (de Yucatán) para regule esta situación, que sin duda tiene riesgos sanitarios y de medio ambiente, que nadie minimiza, pero que el tema sea serio, sea grave, no da competencia a un Gobernador", agregó.

De hecho, el Pleno acordó realizar dicho exhorto al Gobierno federal, para que responda, en el sentido que considere, a las solicitudes del Estado y municipios sobre el tema.

El decreto de Yucatán fue impugnado por la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal, y la sentencia de la Corte es una victoria para la industria de los OGM, que ha enfrentado múltiples obstáculos para su desarrollo en el País.

En Yucatán, la propia Corte ha frenado algunos permisos a la empresa Monsanto para liberar soya transgénica por falta de consulta a comunidades indígenas, mientras que la siembra de maíz genéticamente modificado está congelado desde 2013, por una medida cautelar dictada en una acción colectiva en la que no se ha dictado sentencia.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador, en tanto, ha dicho que no permitirá los transgénicos, aunque para prohibirlos totalmente, sería necesaria una reforma legal, pues se trata de una actividad lícita regulada por el Congreso.

El Ministro Javier Láynez recordó que, además de la Ley de Bioseguridad, la Ley General de Salud también faculta a la Federación para el control de productos biotecnológicos.

Zapata Bello expidió el decreto para proteger a la industria apícola, que afirma que las exportaciones de miel son afectadas por la presencia de OGM en los cultivos.

En la Corte, solo los Ministros Norma Piña y Juan Luis González Alcántara avalaron el decreto, al argumentar facultades estatales en materia de medio ambiente.

"La declaración de zona libre, competencia de la Federación en términos del artículo 90 de la Ley de Bioseguridad, no es la única manera de prohibir la utilización de OGM, pues los Estados cuentan con atribuciones en otras materias que convergen con la utilización de este tipo de organismos, pensemos, por ejemplo, en la Ley General de Protección al Ambiente", dijo Piña.